Reseña histórica de Hotel Bellavista

Desde antaño, el lago Llanquihue ha cumplido un papel esencial en el desarrollo y crecimiento de Puerto Varas. En los inicios de la ciudad, todo el transporte comercial y de servicios se hacía por el lago y no era raro encontrar muelles en cada una de las chacras que lo circundaban donde se embarcaban personas y productos en un principio en las balandras y posteriormente en vapores como El Claro, Colonia y el vapor Santa Rosa, éste último de propiedad de los antiguos dueños del Hotel Bellavista.

Con este movimiento, empezó la necesidad de infraestructura que entre otras funciones diera hospedaje a las personas de paso por la ciudad. De este modo, en 1908, don Carlos Heim edifica su casa frente al lago, la que posteriormente se transforma en hotel, para dar cabida a la afluencia de turistas que llegan de diferentes ciudades de Chile.

Así nace Hotel Bellavista, inaugurándose el 1º de Julio de 1918 con grandes salones y un maravilloso parque con especies autóctonas y verdes helechos que hasta el día de hoy se conservan. Personajes tan ilustres de la época como el Presidente Carlos Ibáñez del Campo disfrutaron de sus dependencias.
Así por 80 años, el Hotel Bellavista vio crecer y prosperar a la ciudad, vio pasar por sus habitaciones hombres de negocios, empleados, vendedores, recién casados o turistas, que encontraron en el hotel un lugar de descanso y tranquilidad en cada una de sus actividades.

En 1986, el hotel Bellavista pasa a sus actuales propietarios, las familias Opitz y Teuber, las que con una gran visión, empiezan la construcción de un nuevo hotel de 27 habitaciones en el mismo lugar del anterior, conservando el nombre que lo caracteriza y destaca la hermosa vista de sus habitaciones.
Así fue como el hotel Bellavista, se puso a la vanguardia de la hotelería en Puerto Varas, teniendo un hotel de acuerdo a las necesidades de la época, pero siempre enfocado al bienestar y comodidad del huésped.

Actualmente, con 70 habitaciones con vista al lago, un centro de eventos para 300 personas, restaurante, bar, servicio de lavandería para los huéspedes, conexión a wi fi, bussines center, estacionamiento privado y por sobre todo una vista privilegiada al lago Lanquihue y los volcanes Osorno y Calbuco que de la mano de su personal amable y dispuesto hacen que su estadía sea una experiencia inolvidable.

  • foto5_987_601_90
  • foto6_987_704_90